Los inversores ahora pierden dinero al mantener bonos, empujándolos a activos más riesgosos

Los rendimientos ajustados a la inflación de todos los bonos del Tesoro de EE. UU. ahora son negativos, ya que se cree que la Reserva Federal está sosteniendo los mercados.

Los bonos del gobierno de Estados Unidos, considerados quizás como los activos más seguros del mundo, ahora están perdiendo dinero para los inversores que los poseen.

Según las estadísticas publicadas por el Tesoro de Estados Unidos, los rendimientos reales incluso de los bonos a más largo plazo cayeron por debajo de cero desde junio de 2020.

Un rendimiento “real” calcula el rendimiento anual de mantener un bono y recaudar pagos de intereses, ajustados por inflación.

Los bonos se consideran tradicionalmente la forma más segura de almacenar riqueza sin que la inflación la coma. Su seguridad percibida se basa en la creencia de que el gobierno de EE. UU. nunca incumplirá con su deuda, especialmente porque los bonos están denominados en dólares estadounidenses. Por lo tanto, la inflación que se mueve por encima de su rendimiento es el único mecanismo que podría hacer que los inversores pierdan dinero.

Actualmente, los rendimientos reales anualizados de los bonos alcanzan números tan bajos como -1.13% para los bonos a cinco años, mientras que los bonos a 30 años, tienen -0.32%.

Vale la pena señalar que el rendimiento se refiere a la tasa de interés del bono dividido por su precio de mercado, que podría desviarse de su verdadero valor nominal, o cuánto recibirán los inversores al vencimiento.

La caída de los rendimientos puede ser el resultado del aumento de los precios de los bonos, lo que indica que la demanda de activos seguros está aumentando. Sin embargo, las medidas actuales adoptadas por la Reserva Federal tienen un efecto neto de desalentar las asignaciones de bonos.

La Reserva Federal sosteniendo los mercados

Cointelegraph informó anteriormente que las proyecciones de la Fed indican una tasa de inflación en 2020 que está por debajo del objetivo. Esto, a pesar de los billones de dólares de activos agregados al balance del banco, que se compraron en el mercado con dólares recién creados.

Las inyecciones masivas de liquidez en todos los frentes, además de la reducción a cero de la tasa de interés de préstamo de la Reserva Federal, que se reduce a los rendimientos de los bonos y los préstamos al consumidor, están contribuyendo a impulsar la oferta y el consumo de dólares.

Además de garantizar una liquidez de préstamos adecuada para las empresas, durante la crisis de 2020, la Fed comenzó a sostener directamente los mercados de valores mediante la compra de ETF específicos.

Pero incluso si las sumas involucradas son relativamente pequeñas, de USD 75 mil millones, las acciones del banco son por ahora principalmente una señal. Pankaj Balani, el CEO de Delta Exchange y anteriormente un ejecutivo financiero tradicional en Asia, le dijo a Cointelegraph que se espera que la Reserva Federal cubra cualquier movimiento del mercado a la baja:

“Todos piensan que algo podría surgir, lo que significa que la Fed también podría estar pensando en eso. Y a menos que haya una gran sorpresa, es de esperar que si los mercados reciben un golpe, la Reserva Federal proporcionará algo de apoyo”.

La combinación de rendimientos negativos de los bonos y las inyecciones de liquidez esperadas parecen estar empujando a los inversores a activos más riesgosos, explicando en parte por qué tanto los mercados de valores como las criptomonedas se han estado recuperando prácticamente sin interrupción desde la caída del Jueves Negro en marzo.

Si bien las criptomonedas a menudo se consideran una cobertura contra la inflación, la mayoría de los traders profesionales todavía las consideran un activo de alto riesgo. Si la estrategia de la Reserva Federal fallara y los mercados cayeran una vez más, es probable que la criptomoneda haga lo mismo, al menos a corto plazo.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Andrey Shevchenko

Envía un comentario