Cómo se convierte arte digital en NFT

Con un conjunto de habilidades creativas y un ordenador personal, se puede convertir el arte digital en NFT

¿Qué es un NFT?

Los NFT son tokens no fungibles, por sus siglas en inglés. El adjetivo “no fungible” se utiliza a menudo en economía para representar características como la unicidad y la no intercambiabilidad. En el espacio de las criptomonedas, la no fungibilidad indica simplemente que un elemento no puede ser intercambiado por otro.

Un “token” como unidad de cuenta es básicamente un certificado de validez almacenado en la blockchain descentralizada, lo que hace que los activos digitales sean rastreables y accesibles para todos. Como resultado, los NFT son una moneda virtual única que puede pertenecer a casi cualquier categoría y suele adoptar la forma de cuadros, vídeos, música, artículos coleccionables en videojuegos o cualquier otro tipo de producción digital creativa.

Desde el auge de los NFT a principios de 2021, todos están comprando y vendiendo estos tokens en todo el mundo. Pero, ¿cómo puede alguien convertir el arte real en NFT y cómo puede venderlos? ¿Es difícil? ¿Es necesario saber de programación para hacer un NFT?

En pocas palabras, los pasos son bastante sencillos. Para entender el procedimiento principal y sus detalles, se presenta la siguiente guía rápida.

¿Qué es el arte cripto?

El arte es el caso de uso más común para los NFT, y no es de extrañar que la popularidad del arte cripto  en forma de NFT haya florecido recientemente. El hecho de que la novedosa tecnología blockchain cree condiciones que ahora permiten a los artistas ganar decenas de millones de dólares con sus pinturas digitales atrajo a muchos creativos que antes solo podían soñar con tal nivel de facilidad y accesibilidad.

Las sensacionales subastas de alto perfil de NFT vinculadas al arte digital han recibido una considerable atención pública. Las ventas más caras llegaron a los titulares tras alcanzar cifras millonarias. En 2022, el NFT más caro, con un precio de 91.8 millones de dólares, fue “Merge”, del artista digital seudónimo Pak.

En 2021, Everydays: the First 5000 Days NFT collection del artista Mike Winkelmann, conocido como Beeple, fue otra subasta muy cara y se vendió por 69.3 millones de dólares.

El arte cripto se asocia con piezas de arte únicas creadas por artistas conocidos que se venden en subastas en mercados que incluyen no solo las populares plataformas de NFT, sino también las casas de subastas tradicionales como Sotheby’s y Christie’s. Sin embargo, la mayoría de las obras de arte en el espacio de las criptomonedas están siendo creadas por principiantes con talento desconocido.

Sin embargo, algunas colecciones de NFT, incluyendo la pionera llamada CryptoPunks o la más publicitada recientemente llamada Bored Ape Yacht Club, son ejemplos de arte generativo. Este tipo de arte suele crearse con la ayuda de varios sistemas autónomos. Las imágenes de estas populares colecciones se crean ensamblando una selección de componentes de imágenes simples en diferentes combinaciones.

¿Cómo convertir arte en un NFT?

Si alguien ya se pregunta si debería convertir su arte en un NFT, la respuesta es obviamente: “sí, por qué no intentarlo”. El proceso de creación de un NFT no es complejo, costoso ni técnico. Todo lo que requiere es un conjunto de habilidades creativas y un ordenador personal.

Cabe señalar que los NFT pueden convertir potencialmente no solo imágenes, sino también canciones, vídeos, GIF y otros elementos digitales. Así que, en primer lugar, tienes que elegir el campo artístico que más te convenga. En función de esto, entenderás qué conjunto de habilidades necesitarás para convertirte en un verdadero creador de NFT.

Por ejemplo, como artista gráfico, tendrás que utilizar herramientas de edición gráfica como Adobe Illustrator, Adobe Photoshop, MS Paint, CorelDraw y otras similares. También puede probar formas alternativas como el modelado tridimensional (3D), que se sabe que es más difícil para los principiantes. Si eliges la animación 3D, deberás utilizar herramientas de modelado 3D como Blender o Cinema 4D para diseñar gráficos y personajes animados que luego se convertirán en NFT.

Después, tendrás que concebir una idea única para tu obra de arte única o quizás una colección completa y pensar en el contenido en el que se convertirá finalmente.

¿Es necesario saber de programación para crear los NFT?

Es bastante fácil crear un NFT a partir de arte digital sin necesidad de programación. El proceso de creación se denomina acuñación. Es básicamente el acto de publicar una instancia única del token en la blockchain. Los NFT se acuñan una vez creados, de forma similar a como se crean las monedas de metal y se ponen en circulación.

Después de este procedimiento, la pieza particular de arte digital se vuelve segura y a prueba de alteraciones, así como difícil de manipular. Dado que este artículo digital se convierte en un NFT, ahora puede comprarse, venderse y rastrearse digitalmente cuando se revende o recolecta.

Para los artistas, la acuñación de NFT en arte digital es la forma más novedosa de monetizar su trabajo de forma justa. En la mayoría de los mercados de NFT, los artistas pueden programar una cláusula de derechos de autor al momento de la acuñación para que las ventas secundarias de sus obras les generen ingresos pasivos. Si la demanda de la obra aumenta y se hace famosa y sube de valor, los artistas pueden beneficiarse de ello.

La acuñación es un proceso automatizado que se ofrece en la mayoría de los mercados de NFT. Para ponerlo en marcha, se siguen unos sencillos pasos que se mencionan a continuación:

El interesado puede intentar programar un NFT si ya tiene experiencia en este ámbito y quiere convertirse en un desarrollador de este tipo de tokens. Para adentrarse en la programación de NFT, hay que tener en cuenta que la red Ethereum sigue teniendo el monopolio del desarrollo de NFT

El lenguaje de programación habitual utilizado para el desarrollo de NFT es Solidity, que ha sido diseñado para el desarrollo de contratos inteligentes que se ejecutan en la blockchain de Ethereum. Otros son Javascript y HTML/CSS. Además, el InterPlanetary File System suele utilizarse para almacenar los NFT de los artistas.

Elección del mercado de NFT para hacer y vender los NFT

Una parte esencial del proceso de acuñación de NFT es la elección de una plataforma adecuada de tokens no fungibles. La elección correcta depende de varios factores, como el formato de archivo admitido, la coincidencia del monedero de criptomonedas, la accesibilidad a la plataforma para los usuarios y el precio para acuñar un NFT, o una tasa de transacción, que es un pago realizado para compensar la energía informática necesaria para procesar y validar las transacciones.

Hay muchos mercados de NFT en línea en el espacio de las criptomonedas y cada uno de ellos funciona de forma ligeramente diferente. Lo crucial para los artistas es saber si la plataforma está comisariada o si está basada en el autoservicio y elegir la más adecuada, visitada y fácil de usar para ellos.

Las plataformas de autoservicio o no comisariadas de NFT ofrecen acceso gratuito a todos los artistas. Para cargar NFT en ellas, solo es necesario registrarse a través de un monedero de criptomonedas y pagar la tasa de transacción para acuñar un NFT. Las más populares son los mercados de NFT de autoservicio masivo como OpenSea y Rarible.

Las plataformas de NFT curadas son más selectivas con los artistas. Para registrarse y empezar a acuñar su arte en estas plataformas, el interesado tendrá que presentar una solicitud con todos los detalles sobre la colección de NFT y su experiencia artística previa.

Otra desventaja visible de los mercados de NFT comisariados es el largo periodo de espera para la decisión de los expertos. Sin embargo, debido a este estricto criterio de selección, la mayoría de las obras de arte digital de primera categoría se exponen en este tipo de plataformas para que los compradores tengan más confianza en los artistas que colaboran con ellas. Plataformas curadas muy conocidas son SuperRare y Nifty Gateway, por citar algunas.

Configuración de un monedero de criptomonedas

Un monedero de criptomonedas es una herramienta que se necesita para acceder a las plataformas de NFT, firmar transacciones y gestionar los saldos.

Antes de configurarlo, lo más importante es asegurarse de que el monedero coincide con la criptomoneda utilizada en la plataforma NFT que se pretende utilizar. Como la mayoría de los mercados de NFT están basados en Ethereum, aceptan la criptomoneda nativa de Ethereum, Ether (ETH), como pago. Por lo tanto, es necesario tener un monedero de criptomonedas con algo de ETH a mano.

Hay muchos monederos de criptomonedas que ya cuentan con millones de usuarios. Muchos de ellos tienen diversas funcionalidades y algunos de ellos tienen sus propias aplicaciones móviles y extensiones de navegador para facilitar el acceso a las plataformas basadas en blockchain.

La elección de un monedero de criptomonedas adecuado depende del tipo de seguridad que se esté dispuesto a tener. Los principales tipos incluyen monederos con custodia, sin custodia y de hardware. Un monedero de custodia también se conoce como monedero alojado, ya que los fondos de los usuarios son almacenados automáticamente en él por un tercero, de forma similar a como los bancos guardan el dinero en las cuentas corrientes y de ahorro.

Se considera que es la más fácil de usar y de configurar. Un monedero no custodiado da a los usuarios el control completo de la seguridad de sus criptomonedas y no depende de un tercero para mantener los fondos seguros. Un monedero de hardware, también conocido como monedero fuera de línea, es un dispositivo físico que puede mantener las criptomonedas de los usuarios fuera de línea y asegurarlo incluso en el peor de los casos cuando el ordenador de alguien es hackeado.

Venta de arte digital como NFT

La venta de NFT es probablemente el punto final de la acuñación de los tokens no fungibles. La mayoría de las plataformas de NFT tienen una función para elegir un método de venta o una opción para establecer un precio para el NFT mientras lo acuñan.

La venta a precio fijo y la subasta son actualmente las dos principales formas de vender NFT. La venta a precio fijo se considera la forma más fácil, así como bastante transparente y directa. Para vender un NFT recién acuñado de esta manera, solo se tiene que especificar el precio al que se quiere vender. Algunas plataformas también piden que se establezca un porcentaje de regalías, la cantidad que se recibirá en caso de futuras ventas del arte, así que se debe prestar atención a eso también.

Otra forma de vender NFT es a través de una subasta para que los compradores puedan navegar y pujar por el arte digital. Algunas subastas pueden ser solo en línea, mientras que otras pueden terminar en una subasta completamente en vivo. Suele haber dos tipos de estas.

El primer tipo es una subasta inglesa, una subasta de precio creciente en la que al final gana la puja más alta. Una subasta cronometrada es una forma específica de subasta inglesa en la que se puede pujar por un NFT durante un periodo de tiempo definido y al final, el coleccionista que ha presentado la puja más alta ha ganado. El segundo tipo es la subasta holandesa, una subasta de precio decreciente en la que el precio baja hasta que alguien compra el NFT.

Cada quien elige la forma de vender sus NFT. Cada forma tiene sus pros y sus contras, ya sea la posible falta de comprensión del valor real de lu obra de arte al establecer un precio fijo o la dependencia del tiempo durante la venta a través de subastas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:  

Ir a la Fuente
Author: Sasha Shilina

Envía un comentario