El camino a seguir en la Web3 es la incorporarción de los próximos mil millones de usuarios

La polarización en el discurso público va en aumento, y para detenerla, el mundo necesita desesperadamente la próxima generación de Internet: una Web3 descentralizada

Los recientes acontecimientos geopolíticos han polarizado al mundo. El partidismo y la división ideológica han balcanizado aún más Internet, cuyos guardianes han pisoteado el derecho de millones de personas a acceder a los servicios financieros. Las naciones están despertando poco a poco a la realidad de tener protocolos neutrales y stacks nacionales. 

Aclamada como la próxima generación de Internet, la Web3 será resistente a las sanciones y estará libre de silos de datos. Gavin Wood, cofundador de Ethereum y creador de Polkadot y Kusama, acuñó el término Web3 en 2004. Cinco años más tarde, se publicó el white paper de Bitcoin (BTC) en 2009, que cimentó aún más el imperativo de la descentralización. ¿Ha llegado la narrativa de la descentralización para quedarse? Descubramos por qué la Web3 está ganando terreno hoy en día.

Web3: el papel de la descentralización en la economía de la innovación

La Web3 puede ofrecer carriles digitales globales para ayudar a la innovación y la independencia. El clamor por el control de las grandes empresas tecnológicas ha impulsado los debates en torno a la Web3. El dominio de las grandes empresas tecnológicas sobre Internet y su control sobre los datos personales ha impulsado el grito de guerra por su descentralización. Una conocida empresa de capital riesgo de Silicon Valley, a16z, publicó su documento de políticas “Cómo construir una Internet mejor: 10 principios para los líderes mundiales que conforman el futuro de la Web3”. En él se afirma que la propiedad y la monetización de los datos darán lugar a nuevos modelos de negocio en la era de la Web3, defendiendo que:

“El mundo se merece una tecnología que pueda desbloquear las oportunidades para los millones de personas que se encuentran en los márgenes de la economía de la innovación y que permita a las personas tomar el control de sus vidas digitales”.

La premisa fundamental de internet se centraba en conectar a las personas. Internet ha evolucionado en los últimos 30 años, y nuestra interacción con ella también ha cambiado. A pesar de los cambios, la era de las comunidades online puede clasificarse a grandes rasgos en tres periodos de tiempo.

“La privacidad es necesaria para una sociedad abierta en la era electrónica”, afirma Eric Hughes, matemático estadounidense y fundador del movimiento cypherpunk, resaltando la importancia de la privacidad y cómo esta es más pronunciada en una versión descentralizada de internet. El estado actual de Internet, la Web2, apesta a monopolio de las Grandes Tecnologías; Facebook, Amazon, Apple y Google son hoy los dueños y gobernantes de Internet.

Los defensores de la Web3 han instado a que el futuro de Internet se construya sobre los primeros principios de descentralización, auto-soberanía, propiedad de los datos y resistencia a la censura. El núcleo de la Web3 es la filosofía de una infraestructura de Internet descentralizada diseñada para garantizar la privacidad individual.

La Web3 aún no ha alcanzado todo su potencial. En este momento, la idea de que los individuos ejerzan la propiedad completa de sus datos y su privacidad parece bastante distópica porque la adopción es insignificante y se limita a los individuos con conocimientos de criptomonedas. Es necesario abordar la fricción de entrada al espacio de la Web3.

Adopción de la Web3

Los elevados ideales de propiedad en una economía verdaderamente descentralizada solo pueden hacerse realidad si creamos herramientas habilitadoras e infraestructuras complementarias compatibles con la Web2 y la Web3. La adopción de la Web3 aún está en pañales, aunque algunas empresas de la Web2 han empezado a migrar gradualmente a la Web3 y están adoptando la descentralización. Es necesario crear servicios e infraestructuras fáciles de usar para garantizar la incorporación sin problemas de los usuarios en la era de la Web3. Todavía queda mucho por hacer.

La idea de las identidades digitales portátiles y de la propiedad en Internet pasa por monederos Web3 fáciles de usar para todos, incluido el público no nativo de las criptomonedas. La gestión de credenciales junto con la custodia de activos digitales es el eslabón que falta para la adopción de la Web3. Un monedero compuesto que permita a los usuarios afirmar su identidad en el ámbito físico y digital, almacenar credenciales de activos digitales como los tokens NFT, garantizar los pagos,el staking y mucho más es la necesidad del momento. Los servicios de entrada (de fiat a criptomoneda) y salida (de criptomoneda a fiat) de los actores actuales distan mucho de ser satisfactorios, lo que debe abordarse desde el punto de vista de la experiencia del usuario para permitir su adopción masiva.

La Web3 y la economía de la propiedad

La Web3 supondrá un cambio de paradigma en la forma en que las personas de las comunidades en línea utilizan la tecnología. La creación y distribución de valor ya no estará a merced de los actores centralizados, y los grupos descentralizados permitirán nuevas formas de propiedad y cocreación.

Los juegos, una industria de 200,000 millones de dólares en 2021, son el camino a seguir para incorporar a los usuarios al ecosistema Web3. Los mercados emergentes del juego, como la India, tienen más de 450 millones de jugadores. Los mercados emergentes tienen una renta per cápita más baja, lo que crea enormes oportunidades para que los jugadores obtengan ingresos a través de juegos play-to-earn basados en blockchain.

Se espera que los juegos de Web3 basados en la financiarización sigan creciendo a largo plazo. La Web3 está en el centro del discurso, centrado en la economía de los creadores y de la propiedad. El reciente informe de JPMorgan, “Opportunities in the Metaverse”, destaca la importancia de la experiencia del usuario con un monedero único en la Web3 y el meta-comercio. El informe afirma que un monedero único debería incluir lo siguiente:

  • Vías de pago de finanzas tradicionales Web2, monedas digitales y activos digitales.
  • Criptomonedas de la Web3 , NFT y activos digitales.
  • Credenciales verificables de identidad digital, claves de cumplimiento de “Conozca a su cliente” y de lucha contra el blanqueo de capitales, y puntos de reputación.
  • Múltiples alias para preservar la privacidad y permitir la libertad digital.
  • Relacionado: Las DAO son la base de la Web3, la economía de los creadores y el futuro del trabajo

Las herramientas y servicios basados en la preservación de la privacidad y la auto-soberanía son esenciales para aprovechar todo el potencial de la Web3 y las oportunidades de un billón de dólares en el metaverso. Una experiencia de usuario mejorada es crucial para la adopción masiva.

Este artículo ha sido redactado por Sharat ChandraShiv Aggarwal.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Todas las inversiones y trading implican un riesgo, y los lectores deben realizar su propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son solo de los autores y no reflejan o representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Sharat Chandra es un conferenciante, educador y evangelista de blockchain y tecnologías emergentes. Dirige la investigación y la estrategia de EarthId, una galardonada plataforma de gestión de identidad descentralizada.
Shiv Aggarwal es el fundador y director general de EarthId, una galardonada plataforma de gestión de identidad descentralizada. En la actualidad, Shiv dirige EarthId para permitir la adopción sin fricciones de los ecosistemas basados en la Web3. Es un líder de opinión en el espacio blockchain y la identidad digital, y ha pronunciado varias conferencias en congresos internacionales. Shiv también lidera la Government Blockchain Association en EMEA.

Sigue leyendo:  

Ir a la Fuente
Author: Guest Authors

Envía un comentario