Los planes del Commonwealth Bank of Australia CBA de ampliar sus criptoservicios a sus 6.5 millones de usuarios se retrasan por burocracia

Uno de los mayores bancos de Australia sigue vadeando un mar de trámites burocráticos por parte de los reguladores financieros locales antes de lanzar sus productos de criptomonedas a todos sus usuarios minoristas.

Los reguladores financieros están obstaculizando la ampliación de los servicios de criptomonedas de la aplicación móvil del Commonwealth Bank of Australia (CBA). En una primicia australiana, el banco pretende concederles a todos sus 6.5 millones de usuarios acceso a los servicios de criptomonedas.

Los productos de criptomonedas del CBA iniciaron una prueba piloto de los servicios a finales del año pasado, tras la cual esperaba abrirse a todos los usuarios de su aplicación. Sin embargo, ahora parece estar iniciando un segundo piloto. El periódico Australia Financial Review (AFR) informó el miércoles de que la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC) ha puesto trabas al lanzamiento con trámites burocráticos.

La ASIC se opone al lanzamiento por la protección de los consumidores en lo que respecta al mercado objetivo y a la información sobre el producto. El CBA ha estado trabajando con la ASIC y otros organismos reguladores del gobierno australiano para lanzar los servicios.

En su intervención del miércoles en la Cumbre de Criptomonedas de la Australian Financial Review, la comisaria de la ASIC, Cathie Armour, explicó el reciente interés de su comisión por las criptomonedas, a pesar de los argumentos de que no son competencia de la ASIC. Dijo que, aunque los criptoactivos no son necesariamente productos financieros que la comisión pueda regular, le preocupaba que:

“Los consumidores pueden estar invirtiendo en un entorno en el que no se les ofrece el mismo nivel de protección que se aplica a los productos y servicios financieros.”

Luchando contra las nuevas directrices de la ASIC que prohíben gran parte del trabajo de los influencers financieros, el senador Andrew Bragg declaró que la aplicación de las normas de la ASIC para los productos financieros no puede aplicarse a los criptoactivos porque las criptomonedas no son un producto financiero bajo la ley australiana.

En su discurso, Armour comentó que la capacidad de la ASIC para regular realmente los criptoactivos “depende de si encajan en el marco legal de los productos y servicios financieros”, lo que, según ella, es “un asunto del Parlamento.”

Armour añadió que ve “beneficios reales de la innovación dentro de nuestro régimen regulatorio“, pero advirtió que:

“Hay un montón de reglas que hay que seguir.”

El anuncio de la intención del CBA de lanzar servicios de criptomonedas creó un revuelo el pasado noviembre, ya que fue el primero de los “cuatro grandes” bancos del país en hacerlo. El director general de Blockchain Australia, Steve Vallas, le dijo a Cointelegraph que la medida sería “extraordinariamente importante”.

Para hacer realidad el producto, el CBA se asoció con el exchange de criptomonedas extranjero Gemini y la empresa de análisis de blockchain Chainalysis. Una vez lanzado por completo, el producto incluirá Bitcoin (BTC), Ether (ETH), Bitcoin Cash (BCH) y Litecoin (LTC).

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Brian Newar

Envía un comentario