La capitalización de mercado de PEPE se hunde en USD 1,000 millones en 5 días, pero algunos grandes inversores todavía están comprando

Pepe ha sido testigo de una caída del 56% en los últimos 5 días, borrando mil millones de dólares de su capitalización de mercado total.

La capitalización de mercado de la nueva memecoin Pepe (PEPE) ha caído USD 1,100 millones desde su máximo del 6 de mayo, aunque los datos de la cadena muestran que sigue siendo comprada por algunas criptoballenas. 

En los últimos cinco días, el precio de la memecoin se ha desplomado más de un 56% cayendo desde un máximo de USD 0.00000431 a USD 0.00000193, según CoinGecko.

La caída del precio de PEPE ha hecho que la valoración total del token se hunda desde un máximo de USD 1,820 millones el 6 de mayo a USD 820 millones al cierre de esta edición.

Capitalización de mercado de Pepe desde el 20 de abril. Fuente: CoinGecko.

Un informe del 8 de mayo redactado por investigadores de la empresa de financiación cripto Matrixport atribuye la fuerte caída del precio de PEPE a la venta por parte de los traders de grandes cantidades de sus participaciones a nuevos inversores minoristas tras la inclusión de la memecoin en Binance, el exchange de criptomonedas más grande del mundo por volumen diario de operaciones.

Además, el informe descubrió que el mayor impulsor de la meteórica acción del precio de PEPE desde su inicio el 14 de abril, parece provenir de traders con sede en Asia. Según Matrixport, la actividad de compra durante las horas de negociación asiáticas contribuyó en un asombroso 3,657% al repunte total del 9,071% presenciado por la memecoin hasta el 8 de mayo.

Evolución del precio de Pepe según las horas de negociación en los husos horarios mundiales. Fuente: Matrixport.

Otro dato que podría dar más validez a la teoría es que los depósitos de Ethereum en las 24 horas siguientes a la cotización de la memecoin en el exchange se dispararon a máximos no vistos desde noviembre de 2021.

La firma de inteligencia de mercado de criptomonedas Santiment sugirió que esto se debió en gran parte a que los primeros compradores de PEPE aseguraron ganancias al transferir sus tenencias -que en su mayoría se compraron mediante intercambios de ETH en exchanges descentralizados como Uniswap y 1inch- de nuevo en Ether (ETH).

A pesar de la fuerte caída en el precio durante la última semana, algunas de las ballenas más conocidas y notorias en el espacio cripto todavía están comprando PEPE en los niveles de precios sometidos.

Según los datos de la firma de análisis, Lookonchain, “Machi Big Brother”, la persona en línea del ex empresario tecnológico Jeffrey Huang, ha comprado un total de 73.4 ETH -equivalente a aproximadamente USD 137,000- de PEPE en los últimos 4 días, con un precio promedio de compra de USD 0.000002082, que se encuentra aproximadamente un 3% por debajo del precio de cotización actual.

Mientras que otras memecoins como Dogecoin (DOGE) y su homóloga de temática canina Shiba Inu (SHIB) han utilizado su éxito material para crear más aplicaciones y casos de uso para sus respectivos tokens, PEPE parece ser una puñalada a la idea de proporcionar valor en absoluto.

Esencialmente, el equipo de desarrollo anónimo de PEPE ha dejado claro que el token es “completamente inútil”, y el humor de esto solo es una razón suficientemente buena para que los inversores “se lancen” a él. El sitio web oficial del token temático de rana incluye una advertencia final que describe el token de la siguiente manera:

“PEPE es una memecoin sin valor intrínseco o expectativa de retorno financiero. No hay equipo formal ni hoja de ruta. La moneda es completamente inútil y sólo con fines de entretenimiento”.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Ir a la Fuente
Author: Tom Mitchelhill

Envía un comentario