Sam Bankman-Fried va a juicio: resumen de la semana

El juicio del ex CEO de FTX, Sam Bankman-Fried, comenzó el 3 de octubre. Cuatro testigos explicaron a los jurados cómo desaparecieron USD 8,000 millones de fondos de los clientes.

Propiedades de lujo, donaciones políticas, inversiones y portadas de revistas. Hace un año, esa era la vida de Sam Bankman-Fried, comentó Thane Rehn, fiscal auxiliar de EE. UU., durante las declaraciones iniciales del juicio de criptomonedas más famoso del mundo.

“Todo se construyó sobre mentiras”, continuó Rehn, afirmando que el cofundador de Alameda Research y FTX “mintió al mundo” para enriquecerse y aumentar su influencia al hacer lobby en Washington, D.C. La declaración de Rehn aparentemente afectó incluso al abogado defensor de Bankman-Fried, quien respondió con un comentario tibio. Su abogado, Mark Cohen, retrató a su cliente como un empresario que cometió errores durante periodos de crecimiento acelerado. “No hubo robo”, le dijo al jurado.

En la galería, entre periodistas y abogados, estaban Joseph Bankman y Barbara Fried, padres del acusado. Mientras que Joseph sonreía ocasionalmente durante los últimos días, Barbara miraba a su hijo en la sala del tribunal durante horas.

Esta semana, cuatro testigos declararon en el juicio en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Manhattan. La lista incluye a un comerciante francés, un inversor en FTX, junto con Adam Yedidia y Gary Wang, antiguos amigos cercanos de Bankman-Fried.

Cointelegraph cubrió sobre el terreno los momentos más destacados del juicio de Sam Bankman-Fried.

Marc Julliard

El primer testigo del fiscal ante el jurado fue un comerciante de cacao de París que actualmente vive en Londres. Marc Julliard fue una de las víctimas del desastre de FTX en noviembre de 2022. Julliard le dijo al jurado que tenía cuatro bitcoins en FTX, que valían casi USD 100,000 en ese momento. Recordó sentir ansiedad después de intentar retirar fondos sin recibir una respuesta.

En FTX, nunca operó con futuros. La participación en bitcoins era una parte sustancial de los ahorros de Julliard. Los fiscales utilizaron su testimonio para ilustrar cómo los clientes que confiaban sus fondos en FTX habían sido perjudicados desde los eventos del año pasado.

La defensa de Bankman-Fried intentó restar importancia a los argumentos de los fiscales, diciendo que el comerciante era un profesional con licencia en Londres que no tomaba decisiones basadas en respaldos de celebridades. Cohen señaló que no había nada de malo en contratar a Tom Brady para hacer un anuncio para FTX.

Escenas del exterior del lugar del juicio de Sam Bankman-Fried en Nueva York. Fuente: Ana Paula Pereira/Cointelegraph

Adam Yedidia

Adam Yedidia y Bankman-Fried se hicieron amigos en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Antes de unirse a FTX como desarrollador en enero de 2021, Yedidia trabajó brevemente en Alameda en 2017 como pasante. También fue uno de los residentes en la propiedad de lujo de USD 35 millones de FTX en las Bahamas.

Según su testimonio, los fondos en moneda fiduciaria de los clientes se recibían en FTX a través de una subsidiaria de Alameda llamada North Dimension. Cada depósito hecho por un cliente de FTX se consideraba una deuda que Alameda le debía a FTX. En el momento del colapso del intercambio, esta deuda ascendía a USD 8 mil millones.

Yedidia supo acerca de la deuda multimillonaria entre las empresas meses antes de la presentación de la quiebra. “¿Todo está bien?”, le preguntó Yedidia a Bankman-Fried en una cancha de padel, mencionando la responsabilidad de Alameda. No recibió una respuesta positiva. “Ya no somos invulnerables”, le dijo Bankman-Fried, agregando que les llevaría de seis meses a tres años resolver sus cuentas. “Parecía nervioso”, recordó Yedidia.

Hasta el colapso de noviembre, Yedidia veía a FTX superando a sus competidores, Binance y Coinbase. Incluso gastó su bono millonario para adquirir una participación del 5% en la empresa.

“Confiaba en Sam, y en Caroline, y en otros en Alameda para manejar la situación”.

Yedidia renunció en noviembre de 2022 después de enterarse de que Alameda estaba utilizando los fondos enviados por los clientes de FTX para pagar sus deudas. Ha estado colaborando con el Departamento de Justicia de Estados Unidos desde el año pasado.

Matthew Huang

Matthew Huang, cofundador de la firma de capital de riesgo Paradigm, invirtió un total de USD 278 millones en FTX en dos rondas de financiación entre 2021 y 2022. Para él, fue una pérdida completa.

Según Huang, la firma no estaba al tanto de la mezcla de fondos entre FTX y Alameda, ni de los privilegios que Alameda tenía con el intercambio de criptomonedas. Alameda estaba exenta del motor de liquidación de FTX, que cierra posiciones en riesgo de liquidación, según lo mostrado por pruebas presentadas por los fiscales del código y la base de datos de FTX.

Bajo la exención, Alameda pudo aprovechar su posición y mantener un saldo negativo con FTX.

Huang admitió que no hizo una diligencia debida más profunda en FTX, confiando en la información proporcionada por Bankman-Fried.

En palabras de Huang, Bankman-Fried era “muy reticente” a la idea de tener inversores en el consejo de administración de FTX, pero se comprometió a formar uno y nombrar ejecutivos experimentados.

Gary Wang

Una vez cofundadores de dos destacadas empresas, Wang y Bankman-Fried se encontraron en lados opuestos del tribunal esta semana. “Estoy aquí porque cometí fraude electrónico, fraude de valores y fraude de productos básicos”, dijo a los miembros del jurado, agregando que también participó en una conspiración junto con Bankman-Fried, Caroline Ellison, ex CEO de Alameda Research, y Nishad Singh, ex director de ingeniería.

“Estoy aquí porque cometí fraude electrónico, fraude de valores y fraude de productos básicos”.

Wang es considerado un testigo clave en el caso. Su interrogatorio por parte de los fiscales comenzó el 5 de octubre y debería concluir el 10 de octubre, cuando comience la segunda semana del juicio. Wang ofreció una mirada más profunda sobre cómo FTX y Alameda operaban bajo la dirección de Bankman-Fried.

En 2019, unos meses después de que se fundara FTX, a Alameda se le concedieron privilegios especiales en el código de FTX, dijo Wang. Según capturas de pantalla de la base de datos de FTX y el código en GitHub, los fiscales mostraron que Alameda tenía un saldo negativo ilimitado, una línea de crédito especial de USD 65 mil millones y una exención de liquidación.

La defensa de Bankman-Fried argumentó que estos privilegios eran similares a los recibidos por otros creadores de mercado en FTX. La defensa también señaló que Alameda era el principal creador de mercado en FTX; por lo tanto, tener la capacidad de tener un saldo negativo era esencial para su papel.

Según Wang, la mezcla de fondos entre las empresas aumentó con el tiempo. En 2020, Bankman-Fried instruyó a Wang que mantuviera el saldo negativo de Alameda bajo los ingresos de FTX. El saldo negativo de Alameda aumentó, al igual que su línea de crédito con FTX. La responsabilidad de Alameda con FTX alcanzó los USD 3 mil millones a fines de 2021 desde USD 300 millones en 2020.

“Confíe en su juicio”, respondió Wang cuando se le preguntó por qué apoyó los privilegios de Alameda.

Los fiscales también destacaron el exploit de MobileCoin (MOB) en 2021. En un intento de ocultar la pérdida a los inversores de FTX, supuestamente Bankman-Fried le dijo a Wang y Ellison que agregaran el déficit millonario al balance de Alameda en lugar de mantenerlo en las finanzas de FTX.

Otra revelación clave fue que el fondo de seguro de FTX había manipulado datos, dijo Wang.

En los meses previos al colapso de FTX, Bankman-Fried, Wang y Singh discutieron la posibilidad de cerrar Alameda y reemplazarlo con otros creadores de mercado. En ese momento, sin embargo, las deudas de la empresa con FTX ascendían a USD 14 mil millones. En noviembre de 2022, Alameda cesó sus operaciones.

Wang también está colaborando con los fiscales. Su testimonio se reanudará el 10 de octubre. Caroline Ellison también será escuchada el mismo día.Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Ir a la Fuente
Author: Ana Paula Pereira

Envía un comentario